ALGA WAKAME, UN TESORO DEL MAR

ALGA WAKAME

algas comestibles


El alga wakame nos llega desde los mares del Japón y sin duda se ha convertido en una de las más consumidas en el mundo por personas que se inician en el uso culinario de las algas, por su sabor, textura y por su fácil preparación.

El alga wakame se parece al alga kombu, sobre todo en seco, por eso es importante que nos fijemos bien a la hora de identificarlas en nuestra tienda. Una vez remojadas, sus diferencias se perciben más fácilmente. El alga kombu es una tira gordita que necesita bastante tiempo de cocción, mientras el wakametan solo necesita unos minutos de remojo y se despliega en una fina hoja nerviada y de grandes dimensiones.

 Algunas características de este rico alimento y  la mejor forma de consumirla.


El alga wakame es una de las más fáciles de incluir en la dieta, pues su preparación tan solo requiere el remojo del alga unos minutos. Esto facilita su incorporación a cualquier  platos en el último momento. Eso sí, no utilizar mucha agua para remojarla, ya que sus propiedades pasan al agua, y conviene añadir al plato el alga con el agua utilizada para remojarla.

 Puedes consumirla sola, simplemente remojada, o puedes tomarla en forma de caldo, hervida en agua durante unos minutos obtendrás una sopa muy revitalizante.
Añadirla a todo tipo de ensaladas. De hecho, es una de las mejores maneras de incorporarla a la dieta.
En platos de verduras cocidas o en forma de puré. Puedes añadirla una vez que hayas colocado las verduras en el plato o en el último momento de cocción de las verduras.
 Las sopas adquieren un sabor y una textura excelente si se les incorporan unas hojas de alga wakame.
 

Al igual que otras algas, el alga wakame contiene gran riqueza de micronutrientes que fortalecen el sistema inmunológico y favorecen la regeneración celular.